Inicio castellón Agricultores bloquean el Puerto de Castellón con neumáticos en protesta por la...

Agricultores bloquean el Puerto de Castellón con neumáticos en protesta por la crisis en el sector

El secretario general de La Unió Llauradora afirma que “Europa debe darse cuenta de que está arruinando a los agricultores”

CASTELLÓ, 7 (EUROPA PRESS)-

Agricultores de la Comunitat Valenciana han cortado hoy los accesos al Puerto de Castellón con una barricada de neumáticos que han quemado para denunciar la “crítica” situación que vive el sector de la agricultora y la ganadería por las malas cosechas, los costes de producción y la entrada de productos de terceros países.

A los agricultores concentrados, que gritaban ‘Taronja valenciana’, se han intentado sumar dos filas de tractores llegados desde diversas zonas del interior, aunque finalmente no han podido acceder al lugar de la protesta.

Según ha explicado Carles Peris, secretario general de La Unió Llauradora, organización que ha convocado la concentración, la protesta responde “al hartazgo del sector agrario y ganadero por los abusos y por recibir precios bajos en origen y que luego los consumidores estén pagando precios muy elevados de productos agroalimetarios”.

“La ley de la cadena agroalimentaria no funciona y estamos en el Puerto de Castellón porque es el que más bonifica de España las tasas portuarias a la entrada de algunos productos agroalimentarios, y entre ellos los cítricos, en una zona sensible y esencial de la citricultura, y no entendemos cómo al lado de nuestra casa nos agreden de esa forma”, ha dicho.

Según Peris, “los puertos son la entrada de esa competencia desleal de productos agrarios de terceros países que no cumplen ninguna normativa en cuanto a los estándares que cumplen los agricultores españoles, por tanto, producen mucho más barato que los productores europeos y nosotros perdemos mucha competitividad en nuestro mercado preferencial que es Europa”.

Leer más:   Tres 'skinheads' han sido arrestados por ingresar a una mezquita en Vila-real bajo amenazas

“Europa se tiene que dar cuenta de que está arruinando a los agricultores y esto no puede seguir así, tienen que hacer políticas más agraristas dirigidas a mantener un sector que es esencial”, ha apuntado el dirigente de La Unió, quien ha añadio que no pueden seguir perdiendo superficie agraria ni agricultores, ni permitirse el “lujo” de que no se incorpore gente joven, “pues esto puede ser un drama en un futuro y hay que revertir la situación”.

Por otra parte, ha explicado que las zonas de interior están sufriendo una sequía muy alargada y están viendo que están cayendo las producciones y están teniendo precios bajos. “La Unió demuestra que tiene fuerza para salir a la calle y vamos a ser inflexibles y vamos a dar guerra las veces que haga falta”, ha subrayado.

Sobre los cortes de carreteras por parte de los agricultores, Peris ha indicado que “es una situación complicada y la gente tiene ese punto de hartazgo y al final decide salir a la calle”. No obstante, ha pedido “prudencia” para no desvirtuar la movilización agraria, “pues hay que hacerla de forma ordenada y lo más significada posible por parte de las organizaciones agrarias o cooperativas agrarias valencianas que da la seguridad de que todo el campo está unido para hacer una única reivindicación frente a las administraciones”.

Leer más:   ÚLTIMA HORA | Incendio en Castelló de la Plana deja a un hombre con quemaduras graves

MEDIDAS “INSUFICIENTES”

Peris ha reconocido que el Ministerio ha adoptado unas medidas de apoyo por la sequía y la guerra de Ucrania, aunque las considera “totalmente insuficientes para salvar una situación tan crítica como tiene el sector agrario”. “Lo que tiene que hacer el ministro es ir a Bruselas y reivindicar aquello que las organizaciones agrarias llevamos años trasladándole, como que hagan más presión a las importaciones de países terceros y que se ordenen los acuerdos internacionales, de tal forma que haya reciprocidad”, ha agragado.

El responsable de La Unió ha afirmado que “es una vergüenza la política agraria que han mantenido desde Europa y desde los gobiernos, pues no han sido beligerantes para revertir estas políticas”, y ha añadido que la agenda 2030 “es excesivamente ambiciosa, pues es muy bonito hacer una agenda desde los despachos sin conocer la realidad productiva de los sectores agrarios”.

Finalmente, Carles Peris, que ha informado que en los accesos del Puerto de Castellón se han concentrado más de 250 personas, considera una “pequeña victoria” que Europa haya decidido flexibilizar la retirada de productos fitosanitarios.

“EUROPA SE PASA POR EL FORRO LO DE LA PREFERENCIA COMUNITARIA”

Por su parte, uno de los agricultores de Vila-real (Castellon) presente en la protesta ha denunciado que entren naranjas de fuera “con ninguna garantía fisotasitaria o plagas y que las de aquí se queden colgando y sin poder vender”. “Europa lo de la preferencia comunitaria se lo pasa por el forro, y estoy de acuerdo en que entren naranjas de fuera pero cuando no haya aquí”, ha apuntado.

Leer más:   Trasladan a un religioso de Benicàssim por la desconfianza de los feligreses pese al archivo de una denuncia

“Hay muchos intereses creados por ahí que permiten entrar libremente naranjas sin garantía fitosanitaria de terceros países que pueden contratar a gente a dos o tres euros al día y a nosotros nos obligan a cumplir los estándares normativos que tenemos aquí y no podemos competir, por lo que venimos a reivindicar que se pare todo esto y que nos dejen vivir a los agricultores”, ha dicho.

Otro agricultor de la provincia de valencia ha mostrado su “indignación” de ver que “los puertos valencianos bonifican la entrda de cítricos de fuera y nos hacen competencia desleal en plena campaña”. Según ha dicho, en La Ribera empieza la campaña de citricos muy pronto y tienen el problema de la importanciones de Sudáfrica en septiembre y octubre, “que se han cargado todas las variedades tempranas”, y ahora Egipto “se están cargando todas las variedades tardías”.

“El libre comercio que impulsa la UE nos están hundiendo”, ha destacado este agricultor, quien ha explicado que si antes de Navidad el precio de las mandarinas era de 50 centímos el kilo, ahora se ha situado en unos 20 centímos. “Estamos por debajo de costes de producción, por lo que estamos vendiendo a pérdida. Es momento de plantarse y decir que queremos vivir de nuestro trabajo y que no somos europeos de segunda”, ha concluido.


- Te recomendamos -
Artículo anterior¿Cuándo son las Fallas 2024? Información completa de horarios y actividades desde Castellón
Artículo siguienteStoneweg y Teras Capital colaboran para fundar Stoneweg Infrasport y desarrollar un nuevo parque de surf en Birmingham con una inversión de 50 millones de euros